Intolerancias alimenticias: Cómo adaptarse

Intolerancias alimenticias: Cómo adaptarse

¿Te has sentido mal últimamente al comer algo en concreto? Si siempre es el mismo tipo de alimento el que te sienta mal quizá puede que hayas desarrollado cierta intolerancia, aun así, es conveniente que visites a tu médico para asegurarte. No te asustes, no es nada grave, pero deberías empezar a cuidarte para evitar esas molestias puntuales.

La celiaquía, la intolerancia a la lactosa o a la fructosa son los problemas que más personas padecen. Al parecer, esto puede suceder debido a una mala dieta, la composición de los alimentos procesados o las condiciones medioambientales de la zona en la que vivimos.

Aun así, si padeces alguna de estas intolerancias, no te preocupes. Desde hace unos años ya podemos encontrar en el mercado una gran gama de productos preparados especialmente para ser consumidos si tu cuerpo no procesa bien los componentes de algún alimento.

Si a tu cuerpo se le resiste la lactosa, puedes estar tranquilo y disfrutar de leche, queso, yogurt o cualquier otro alimento que contenga esta proteína. Eso sí, busca productos que no contengan lactosa en el supermercado. Puedes encontrar de todo.

En el caso de la celiaquía es, a la vez, fácil y difícil adaptarse. La proteína del gluten se encuentra en muchos alimentos que consumimos día a día: pan, harina, cereales, lácteos, etc. La mejor forma de solucionarlo es adaptarse a una dieta baja en gluten y con alimentos que nos causen daño alguno. Como siempre, es fácil encontrar productos en los supermercados para celiacos.

Por otro lado, la mala absorción de la fructosa también afecta a bastantes personas. Esta intolerancia se basa en un azúcar que se encuentra de manera natural en frutas y algunas verduras. Lo más sencillo es consultar cuáles son los alimentos permitidos y no permitidos, en base a ese listado podemos elaborarnos una dieta que sea saludable para nuestro cuerpo.

Como vemos las intolerancias a ciertos alimentos son bastante comunes y la mejor forma de combatirlas es conocerlas en profundidad, comer de una manera sana para nuestro cuerpo y consumir productos que estén libres de los componentes que no seamos capaces de procesar.

Author: Ecochef Simón Picazo

983 281 643